sábado, 31 de enero de 2009

UNA OPORTUNIDÁ PA LA NUESA LLINGUA

Trayemos guei ata eiquí unos comentarios de la Xana a un artículu de Ismael Diego sobru´l llïonés en El Bierzu que sirve d´escusa p´aldericare sobru la famosa unidá de la llingua y los motivos del desalcuentru. N´esti ríu revueltu ye onde pescan los nuesos enemigos tantu dende El Bierzu cumu dende PPuZela, cumu dende Galicia qu´naguan chevar el Gallegu ata Estorga cuna complicidá de la Junta castellana que prefiere esu enantias que revitalizare´l llïonés. Asperu que vos preste. En "comentarios" podeis alcontrar l´artículu orixinal d´Ismael.



"Cuciandu pula rede, alcontróu la Xana un artículu cun esti títulu nel Diariu del Bierzu y, robráu pul collaciu Ismael Diego.

Cumu tolos que conocedes a la Xana taríais un poucu surprendidos si non dixera un res subre lo de "lengua asturleonesa", contareivos lu que me deprendionun cuandu yera una escolina, nos tiempos la ditadura, na clas de llingua ya lliteratura:

Na Península había deillos domiños llinguísticos que yeran, diendu d'ocidente a oriente los darréu (vou ponelu en castiellán cumu me lu deprendionun):

El galaico-portugués, el astur-leonés, el castellano, el navarro-aragonés y el catalano-valenciano-balear.

Tos eillos yeran dialeutos del llatín y tamién taba'l "vascuence" que yera una llingua desemeyada que nun provenía del llatín.

Llueu, aprendionunme las llinguas que falabanse nestos domiños que yeran pur casu el gallegu en Galicia y el pertués en Pertual, y alcuérdume cumu si fuera guei de la fras subre'l llïonés:

"El leonés (bable), derivado de él, el asturiano"

Nun sou quien a pescanciare pur quéi nestos cabeiros tiempos hai llïoneses que falan de "llingua asturllïonesa" al mesmu tiempu que tan d'alcuerdu conas xentes de l'ALLA que chaman "asturianu" a la llingua que falan n'Asturies y "asturleonés" a la llingua que falamos en Llión y Zamora, al tiempu que niegan l'esistencia del llïonés en Salamanca.

Y que nun vengan cuna hestoria de la "unidá de la llingua" purque si'l envis de las xentes de l'ALLA fuera la unidá, el nome l'academia sedría: "Academia de la llingua asturleonesa" peru, corrixanme si m'equivocu, creigu que'l nome ye un poucu desemeyau ¿non?

Tampoucu sou quien a pescanciare cumu puede falase de la proteición del Estatutu a la llingua si la chamamos "asturleonés" purque'l estatutu del "Este y León" fala nidiamente d'especial proteición al LEONÉS."


1 comentario:

ISMAEL DIEGO dijo...

BIERZO DIGITAL

UNA OPORTUNIDAD PARA LA LENGUA ASTURLEONESA

La primera vez que escuché hablar a alguien en Leonés fue aquí, en El Bierzo. Por eso, para quienes, como yo, defendemos la Cultura Tradicional como valor a preservar, nos hemos visto gratamente sorprendidos por una noticia que nos llegaba desde Zamora.

La asociación cultural zamorana Furmientu, colectivo que vela por la preservación del patrimonio lingüístico de la Provincia de Zamora, y, en concreto, del Asturleonés, ha solicitado a la Junta de Castilla y León, la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) para este idioma. El objetivo de esta asociación, según la misma declara, es lograr el reconocimiento de la Lengua Leonesa como una expresión más de la riqueza cultural de la Comunidad y, para ello, propone una serie de medidas, a desarrollar por la Junta, al objeto de proteger y divulgar el Leonés allí donde se habla o pervive en cierta forma, sobre todo en las Provincias de Zamora y León. En nuestra Provincia, y siguiendo la obra "Tradición oral", publicada por el Diario de León en su colección "Biblioteca Leonesa de Tradiciones", la situación de la Lengua Asturleonesa es diversa. Así, el Leonés se sigue hablando en "-la alta Sanabria-, la Cabrera, parte del alto Bierzo, Fornela y los valles noroccidentales leoneses, desde Palacios del Sil a Babia, pasando por Laciana"; después, en un segundo nivel, y aunque no se puede hablar en ellas de lengua viva, existen una serie de comarcas con un gran poso de léxico y toponimia leonesa (Valduerna, Maragatería, Cepeda, Omaña, Órbigo, Argüellos); finalmente, en un último escalón, en el resto de León, quedan vestigios del Leonés mezclados con el Castellano.

León es una región rica en historia y en cultura, diversa en su concepción y sentimiento. Y, como expresión de esta diversidad, contamos, además, con tres lenguas, todas ellas leonesas, todas ellas nuestras: el castellano, lengua común, el gallego y el leonés. El Castellano (o Español), con sus más de cuatrocientos millones de hablantes, sus Academias de la Lengua, su Premio Cervantes, su gran Literatura, y una expansión imparable, tiene un futuro más que prometedor en los años venideros. La Lengua Gallega, cooficial en Galicia, protegida por el Estatuto de Autonomía Gallego desde el comienzo de la Democracia, hablada, y, sobre todo, enseñada en Galicia y fuera de ella (aquí en El Bierzo, en la parte de nuestra Comarca donde se habla, está plenamente amparada por la Junta y por el Consejo Comarcal) no va a tener problemas en su supervivencia.

Es la Lengua Asturleonesa la que necesita ahora la ayuda de las Instituciones. De todo el dominio lingüístico asturleonés, sólo en Asturias y en Miranda do Douro (Portugal) la Lengua Asturleonesa, llámese Asturiano, llámese Mirandés, está reconocida y protegida por las Administraciones, se enseña, se divulga, se escucha y se lee en los medios de comunicación. Recordemos que la UNESCO ha incluido en su Libro Rojo de las Lenguas en Peligro de Extinción al Leonés, calificando su situación como de "serio peligro de extinción" (Seriously Endangered).

Pero hay lugar para la esperanza. No sólo por el hecho de que hay personas y asociaciones que en León, en Zamora y también en Salamanca, luchan por preservar, divulgar y dignificar este idioma, sino porque, por fin, el Leonés tiene reconocimiento legal. El nuevo Estatuto de Autonomía de Castilla y León así lo hace en su artículo 5.2. Pero va más allá. Establece la necesidad de una regulación para su protección, uso y promoción. Y Furmientu, acertadamente, ha recordado a la Junta de Castilla y León sus obligaciones legales.

La necesidad de proteger, regular el uso y promoción de la Lengua Asturleonesa no derivan únicamente del reconocimiento efectuado en el nuevo Estatuto. Ya existía anteriormente. Pero ahora, más que una obligación, es un imperativo legal, algo que la Junta de Castilla y León no puede obviar. Por una parte, y dentro de la legislación de la Comunidad, La Ley del Patrimonio Cultural de Castilla y León de 2002 ya obligaba a la Administración Autonómica a la protección del Asturleonés (arts. 64 y 65), cosa que no ha hecho hasta ahora. Por otra parte, los Tratados Internacionales firmados por España han incidido -e inciden- en este aspecto. La Convención para la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de 2003 y, sobre todo, la importantísima Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias de 1992 obligan a España, y por extensión a la Comunidad Autónoma de Castilla y León -que es quien tiene transferida la mayor parte de las competencias que afectan a la materia que nos ocupa-, a velar por la no desaparición del Leonés, regular su enseñanza así como su presencia en los medios de comunicación, entre otros aspectos.

¿Qué medidas habrían de tomarse para la salvaguarda del Leonés? Hago mías, sin titubeos, las solicitadas por Furmientu: desarrollo normativo del artículo 5.2 del Estatuto de Autonomía; el respeto al área geográfica del Leonés; fomento del Leonés con el fin de conservarlo en las zonas donde se habla; fomentar el empleo escrito y oral del Leonés en la vida pública y privada; desarrollo de las relaciones entre los grupos que empleen el Leonés y aquellos otros en España y Portugal que hablan una lengua idéntica o asimilada (por ejemplo, Asturiano o Mirandés); provisión de formas y medios para la enseñanza y estudio del Leonés en las zonas donde es lengua tradicional, de forma similar a como se está desarrollando la enseñanza del idioma gallego en los centros públicos en las zonas leonesas y zamoranas donde se habla gallego; provisión de medios para poder aprender Leonés, si así lo desean, todos aquellos no hablantes que residan en la Comunidad Autónoma y, finalmente, la promoción de estudios e investigaciones sobre el Leonés en las Universidades de la Comunidad Autónoma.

La Lengua Asturleonesa merece una oportunidad. Es parte de nuestra Cultura, una muestra de nuestra riqueza. Nos pertenece a todos y no pertenece a nadie en particular. Y menos a ningún grupo o partido político (lo mismo cabe decir para el gallego o el castellano). Merece sobrevivir. Las tres lenguas que se hablan en León tienen cabida, ninguna sobra; podemos demostrar los leoneses al resto de los españoles y, por qué no, al mundo que la "tolerancia idiomática" es posible y que es enriquecedora. El testigo lo tiene ahora la Junta de Castilla y León. Espero que lo aproveche y que haga bien sus deberes. Así lo deseo. Y al lado de la Junta han de estar las Diputaciones Provinciales, Zamorana y Leonesa fundamentalmente, y el Consejo Comarcal de El Bierzo. Es la hora del Leonés. Bravo Furmientu.

Ismael Diego.

http://www.elbierzodigital.com/bierzo/?noti=42911