sábado, 10 de enero de 2009

EL CORREDOR NA ARQUITEUTURA LLÏONESA



Facere "clic" sobru la imaxen pa vere detalles

EL CORREDOR NA VIVIENDA TRADICIONAL LLÍONESA

Cuandu s'aborda la conocencia de las arquiteuturas tradicionales la primeira vista de los edificios estu­diaos aporta dous datos cimeiros: los materiales que costituyen las viviendas y arias ausiliares, y los volú­menes y detalles que s'aprecian nas suas fachadas, tantu si éstas son esteriores cumu interiores.

Nun se puede falare de tipoloxías arquiteutónicas tradicionales en términos estritos. Las familias diban costruyendu los sous fogares progresivamente. Enta­mábase cun edificaciones bien cenciellas, cun una sola estancia, a las que s'añedían outras de deillas etapas y ensín orde predetermináu.

Poru, hai qu'afirmare qu'esiste variabilidá na arquiteutura tradicional. Sicasí, el feichu de que las fami­lias s'avalieran de saberes y asesores procedentes predominantemente del arrodiu más prósimu cunllevaba que las fórmulas de distribución ou las iguas puntuales a los problemas de l'ampliacion fueran co­munes.

En consecuencia ye incorreutu falare de "tipos" de casa tradicional, puestu que nun esistía un proyeutu d'oubra. Sicasí pueden apreciase detalles comunes, tendencias y ata elementos arquiteutónicos repetiti­vos que se recueyen en cuasimente tolas casas d'un pueblu, d'una comarca ya inclusu, d'una rexón.

En definitiva, cada rexón cultural, incluyida la llionesa de la qu'eiquí se trata, vien a marcare non un xeitu, sinon un camín evolutivu de las suas casas típi­cas; trayeutoria que ta determinada pur exemplares bien primitivos, outros eficicios más complexos, dalgunos qu'incorporan elementos foriatos y fogares de gran porte cun zonas especializadas.

Durante los sieglos XIX y XX dalgunos arquiteutos recoyenun elementos de la tradición en deillas zonas. Los sous proyeutos, qu'incorporaban ciertos detalles de las vieyas casas, dienun llugar a arquiteuturas cultas rexonales. La cántabra, cunos sous corredores sobru ménsulas ou oreyones, y la gallega, cunas casas bloque de muru intermediu petriu, son dalgunas de las más representativas. Llión debería tener una oportunidá pa carauterizar la sua propia arquiteutura culta a partir de vieyos modelos cumu los que guei amosamos.

JAVIER CALLADO

Pa lliere´l testu en castiellanu dir a "comentarios"
Para leer el texto en castellano ir a "comentarios"






3 comentarios:

LEÑADOR dijo...

EL CORREDOR EN LA VIVIENDA TRADICIONAL LEONESA
(en castellano)

Cuando se aborda el conocimiento de las arquitecturas tradicionales la primera vista de los edificios estudiados aporta dos datos principales: los materiales que constituyen las viviendas y áreas auxiliares, y los volúmenes y detalles que se aprecian en sus fachadas, tanto si éstas son exteriores como interiores.

No se puede hablar de tipologías arquitectónicas tradicionales en términos estrictos. Las familias iban construyendo sus hogares progresivamente. Se partía de edificaciones muy sencillas, con una sola estancia, a las que se le añadían otras en diversas etapas y sin orden predeterminado.

Por consiguiente hay que afirmar que existe variabilidad en la arquitectura tradicional. Sin embargo, el hecho de que las familias se valiesen de saberes y asesores procedentes predominantemente del entorno más próximo conllevaba que las fórmulas de distribución o las soluciones puntuales a los problemas de la ampliación fuesen comunes.

En consecuencia es incorrecto hablar de "tipos" de casa tradicional, puesto que no existía un proyecto de obra. En cambio se puede apreciar detalles comunes, tendencias y hasta elementos arquitectónicos repetitivos que se recogen en casi todas las casas de un pueblo, de una comarca e, incluso, de una región.

En definitiva, cada región cultural, incluida la leonesa de la que aquí se trata, viene a marcar no un tipo, sino un camino evolutivo de sus casas típicas; trayectoria que está jalonada por ejemplares muy primitivos, otros edificios más complejos, algunos que incorporan elementos foráneos y hogares de gran porte con zonas especializadas.

Durante los siglos XIX y XX algunos arquitectos recogieron elementos de la tradición en diversas zonas. Sus proyectos, que incorporaban ciertos detalles de las viejas casas, dieron lugar a arquitecturas cultas regionales. La cántabra, con sus corredores sobre ménsulas u orejones, y la gallega, con las casas bloque de muro intermedio pétreo, son algunas de las más representativas. León debería tener una oportunidad para caracterizar su propia arquitectura culta a partir de viejos modelos como los que hoy exponemos.

JAVIER CALLADO

Chao dijo...

Es muy triste que en los trípticos y en los carteles no aparezca la Asociación que puso el dinero (Plataforma Pro Identidad Leonesa) Javier Callado ya se ha dado cuenta del "error" de la concejalía y está tratando de solucionarlo.

LEÑADOR dijo...

Chao: retoqué la última foto como puedes ver. No tenía ni idea del tema.