jueves, 3 de abril de 2008

¿PERMITIRÁ LA JUNTA EL DESARROLLO DE UN SAN GLORIO LEONÉS?

¿Permitirá la Junta el desarrollo de una estación invernal leonesa? O por el contrario como maltratadora profesional del País Llïonés hará suyo aquello de antes muerta que con otro. O bien con el dinero de los leoneses se dedicará a pleitear para defender los intereses de sus amigos y empresarios de "Tres provincias", dejando en "standby" el proyecto de un San Glorio Leonés que favorecería, sin intermediarios, a los municipios de la Montaña Oriental Leonesa. ¿Se cruzará de brazos Isabel Carrasco en el balcón de la de la Diputación, mientras otros le hacen el trabajo sucio, o cumplirá sus obligaciones con los ayuntamientos dejando de lado su servilismo a Herrera?

Reproducimos a continuación un artículo de Opinión del corresponsal del Diario de León en la Montaña Oriental Leonesa, Jose María Campos, profundo conocedor de la realidad de aquellas tierras




San Glorio ya es leonés

DIARIO DE LEÓN

030408

OPINIÓN

JOSÉ MARÍA CAMPOS



Ha tenido que ser una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León la que venga a decir lo que ya se sabía en la calle o al menos se presuponía que iba a pasar. La pretensión del autonómico ha sido siempre crear un plan de ordenación del territorio de Palencia y León argumentando que si se realiza sólo para León no tendría muchas posibilidades ya que no cuenta con población suficiente, por ello ideó unirnos a Palencia en contra de la postura de los leoneses. Hay que recordar a la Junta de Castilla y León que la montaña oriental sí tiene población suficiente. En los años 60 la población era de 42.000 habitantes, actualmente quedan unos 15.000 habitantes. Este deterioro poblacional no ha sido más que producto de los desgobiernos contra esta comarca que en vez de favorecerla decidieron crear el pantano de Riaño para regar Castilla y hacer negocio con la electricidad producida, cerrar las minas sin un plan reindustrializador previo y con una promesa de empleo que aún no se ha cumplido, dejar en la calle a 170 familias con el fracaso de Enervisa y un sin fin de despropósitos al que se ha unido San Glorio. Hace ocho años el entonces alcalde de Cistierna del PP, Pedro Alvarado, ya defendía una estación sólo por León. Ello le costó que fuese lapidado políticamente por el PP de aquí y de allí con el beneplácito de los políticos de calzoncillo blando. Con todo esto es el momento de saber ahora dónde se va a colocar la Junta de Castilla y León, si en la vertiente leonesa o en la palentina porque sus alcalde ya lo han dicho muy claro: estación de esquí en León.