martes, 8 de abril de 2008

LA VEREDA CASTELLANA POR F. RAMOS



Interesante análisis del redactor del Diario de León, Felipe Ramos, que está destacando últimamente por sus críticas sin paliativos, a la situación política leonesa, en lo referente a su relación con el ente autonómico y sus consecuencias. Desde L´ASTIELLA DE RIBESLA aplaudimos su coraje y esperamos que dure, y que no ceda a las presiones que estamos seguro que recibe, desde distintos lugares. Los leoneses agradecemos la actitud valiente de quienes defienden los intereses de ésta tierra y no temen denunciar los continuos abusos que sufre, a pesar de las habituales represalias por parte del poder establecido a través de los distintos actores que lo sustentan.


DIARIO DE LEÓN

060408

Tribuna política // Desde el rubicón

LA VEREDA CASTELLANA

F. RAMOS


"El que se pica... En la capital de Castilla, en Pucela, andan picados y no saben cómo parar el desarrollo del aeropuerto leonés. Un día tras otro, ataque va y ataque viene, los castellanos de uno y otro color lanzan sus furibundos ataques contra León y contra todo lo bueno que para esta tierra ha sido y está siendo en los últimos años. El último en arremeter contra León y contra su aeropuerto ha sido un parlamentario socialista y castellano que, como el de la linde, ha seguido el camino de otras, también socialistas y también castellanas, y han pedido para Pucela, negando antes a León.

Y es que a los de la vasta Castilla no les basta con pedir y reclamar para sí -algo, por otra parte, siempre legítimo-, no; ellos tienen que hacerlo siempre quitándole a los demás. La nueva glosa castellana es que el de Villaniebla es el primer aeropuerto, «le guste a quien le guste», dice el socialista-castellano con apellido de camino. Efectivamente, lo es, pero de Castilla, no de León, que además, aspira a ser el primero del noroeste, si es que nadie lo impide antes, que en ello están algunos políticos, incluso de esta tierra, a los que les gusta dirigir y controlarlo todo, bajo el ordeno y mando. Precisamente eso, mando es lo que falta en el PSOE de Castilla, donde todavía nadie de la dirección castellana ha salido a meter en vereda a ese senador socialista. ¿Será que piensan como él? No, lo que sucede es que el PSOE no tiene ni orden ni concierto y la dirección castellana tiene de todo menos dirección. Además, ahora están más preocupados en elaborar el manifiesto para la fiesta de Villalar, que eso sí que importa, que versa sobre los problemas históricos de Castilla y León. Por si les sirve de ayuda: primer problema: Castilla y León no existe."