jueves, 6 de septiembre de 2007

LAZOS VERDES .....¿Y LA MONTAÑA ORIENTAL?




Mientras la Unión de Concejos para el desarrollo y defensa de la Montaña Central Leonesa, continua luchando y extendiendo su marea verde por los municipios que la integran, la Montaña Oriental calla con la única excepción del Conceyo de Valderrueda que se ha adherido a la propuesta. L´ASTIELLA DE RIBESLA se pregunta ¿a qué están esperando los ayuntamientos de Vegaquemada, La Ercina, Cistierna y Prado de la Guzpeña? ¿Acaso están esperando que sus vecinos les saquen las castañas del fuego? ¿O bien sus regidores están a la espera de instrucciones de León, Pucela o Madrid? ¿Cuánto tiempo tardará la Presidenta de la Diputación en plegarse a instancias superiores por el interés general? ¿Nos sorprenderá la Junta Castellana defendiendo los intereses de las gentes de León por una vez o se plegará como hace siempre a los intereses de la industria por encima de la defensa del medio ambiente y un entorno favorable al desarrollo económico de la población rural?

1 comentario:

LA CRÓNICA DE LEÓN dijo...

LA CRÓNICA DE LEÓN
viernes, 07 de septiembre de 2007
INFRAESTRUCTURAS
Los alcaldes de Lada-Velilla, en pie de guerra por la inminente aprobación del trazado de REE

L.C.

LEÓN.— Los alcaldes de los municipios que podrían verse afectados por el paso de la línea de alta tensión entre la localidad asturiana de Lada y la palentina de Velilla del Río Carrión reiteraron ayer su «frontal oposición» a que este proyecto discurra por el territorio de sus municipios y han exigido a la empresa pública Red Eléctrica Española que busque una alternativa con menor impacto ambiental y paisajístico.

Mientras, la empresa pública intenta impulsar el corredor a la espera de que el estudio de impacto ambiental y el anteproyecto –que llevan un mes encima de la mesa del Gobierno sin que nada se sepa del nuevo trazado– salgan a información pública este mismo mes. Red Eléctrica ha confirmado que tiene previsto invertir en el proyecto un total de 75 millones de euros, según informaba ayer el rotativo asturiano La Nueva España.

El alcalde de Cármenes, el socialista Gonzalo González, recordó que la empresa no se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento «en ningún momento». «En el momento en que tengamos la documentación que confirme que la línea pasará por Cármenes, haremos un frente total al proyecto», comentó. Para ello, ya cuenta con el asesoramiento de un gabinete jurídico. Además, el regidor socialista no descartó que la línea transcurra por el corredor del Bernesga (Villamanín, Pola y La Robla) en detrimento de la opción que se ha presentado en las últimas semanas como más probable y que sería el trazado que parte del Valle del Torío (Cármenes) y que cruzaría al del Curueño a partir de Matallana.

Aunque Vegacervera no estaría afectada directamente por este trazado –ya que se desviaría para no atravesar el Lugar de Interés Cultural de Las Hoces)–, su alcalde, el socialista Luis Rodríguez, ha querido apoyar a sus colegas de la zona para que se busque un trazado con menor impacto en el paisaje.

Más al sur, en Matallana de Torío, también existe un fuerte rechazo al proyecto del tendido eléctrico. Su alcalde, Efrén Aldeano (IU), destacó que apoyarán en todo momento las iniciativas del resto de ayuntamientos afectados. «No hay motivos suficientes para traer aquí este proyecto y lo hacen así como última opción», dijo. En este sentido, apeló a la unión de los ayuntamientos mediante la Mancomunidad Montaña Central, aunque destacó que los municipios del corredor del Bernesga «han conseguido alejarse del proyecto».

Por su parte, la alcaldesa de La Vecilla, la popular Manuela García, destacó que es «difícil» luchar y vencer «a alguien que es mucho más fuerte que nosotros». «A pesar de ello, lo intentaremos hasta el final y nos ataremos a un árbol si es necesario», añade. García anunció también que su municipio apoyará todas las iniciativas de la comarca contra el proyecto, con el objetivo de que «lograr al menos que nos escuchen si nos apoyamos mutuamente».

En Vegaquemada, su primera edil, la popular María Isabel Fresno, destacó su «oposición rotunda» al proyecto y abogó por buscar otra opción, como la de «soterrar» el corredor. La alcaldesa anunció medidas judiciales en caso de que se confirme el paso de la línea por este municipio. «El beneficio es todo para Asturias», destacó finalmente Fresno.

El alcalde de La Ercina, el socialista Baltasar Fernández, anunció que desde su municipio van a «plantar cara». «No vamos a ser siempre el conejillo de indias. Sólo se acuerdan de nosotros para darnos problemas y nunca para traernos nada bueno», sentenció. Según la información aportada por Fernández, el nuevo corredor se construiría paralelo a la línea de alta tensión La Robla-Velilla, concretamente 100 metros más al sur.

En Cistierna, su primer edil y diputado provincial, el socialista Nicanor Sen, destacó que su municipio no tiene por qué albergar más líneas eléctricas. «Nuestra posición sigue siendo de oposición total», dijo. «Somos los que más alegaciones hemos presentado y seguiremos por este camino», añadió. «Consideramos que ya hay un exceso de corredores de alta y media tensión y queremos que se busquen soluciones que atraviesen por zonas de menor impacto que las propuestas y eso ha de hacerlo Red Eléctrica Española».

El alcalde de Prado de Guzpeña, Casiano Álvarez (PP), anuncia que su posición, al tratarse de un municipio pequeño es de total solidaridad y apoyo a Valderrueda y Cistierna para «hacer más fuerza» en contra del proyecto.

Finalmente, el primer edil de Valderrueda, José Antonio Rodrigo (PSOE), manifestó irónicamente: «Nosotros ya tenemos bastante; ya contribuimos notablemente al enriquecimiento de la patria». Rodrigo recuerda además que hace un par de años tuvieron una reunión con Red Eléctrica Española, en la que expusieron sus quejas. Desde entonces nadie les ha dicho nada oficialmente.

Todos ellos, socialistas, populares y de IU, anuncian un frente común a partir del momento en que el trazado se confirme oficialmente para evitar que las enormes torretas de alta tensión dinamiten brutalmente el paisaje y el medio ambiente de la Montaña Central leonesa. Mientras, el Gobierno y Red Eléctrica Española guardan aún silencio sobre sus intenciones sobre el proyecto.