miércoles, 21 de marzo de 2007

PRINCIPIO DE PETER

Según el principio de Peter "En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel máximo de incompetencia" si esto podría parecer en algunos casos injusto y una exageración, en mi opinión y para el caso que nos ocupa el director de la Agencia de Protección Civil de la Junta, Luis Aznar es un ejemplo paradigmático del citado principio. Ha logrado ascender hasta un alto puesto y lo que es peor todavía no conocemos donde puede estar su límite. Fue gloriosa su frase, coincidiendo con la inauguración del helicoptero de Astorga de que a partir de ese momento en León se habían acabado los seculares aislamientos de los pueblos motivados por las duras condiciones meteorológicas. A pesar del cambio climático sigue nevando y los pueblos siguen quedadando aislados. Los helicopteros del 112 sólo salen si no llueve demasiado, si no nieva lo suficiente, si no hace demasiado aire, si las condiciones de visibilidad son las adecuadas (de noche no, y en invierno las noches son bastante largas), vamos un servicio integral las 24h al día, 365 días al año atendiendo al ciudadano, esté donde esté (otra cosa es aterrrizar que lo de las helisuperficies es algo no visto). Además según este personajillo ellos nunca llegan tarde, eso es problema de los demás. Lo último es que el temporal que se acercaba iba a ser de escasa importancia (supongo que sería en su despacho de Pucela) en el instante que todo el norte de la provincia se cubría de un manto helado. Mientras siguen despilfarrando en aviones no pilotados con tecnología israelí, en vez de solucionar los problemas reales de los ciudadanos...pero claro es más importante sobrevolar Villalar para controlar esa turba. Por nosotros no se preocupe que no pensamos ir aunque nos paguen. No se nos ha perdido nada allí.

1 comentario:

Colectivo Tiburcio Fernández Álvarez dijo...

Efectivamente LEÑADOR el 112 nunca llega tarde, ¡mira que te gusta tergiversar las cosas! La culpa es de los accidentados que se precipitan y se accidentan demasiado pronto. Vamos, ¡que los leoneses somos insaciables y siempre nos estamos quejando!

Bueno, otra cosina, como tengas que hacer el retrato de todos los ineptos y felones que rondan por esta "autonosuya" tienes tajo para rato. Así que ¡mucho ánimo!

¡NOSOTROS NO CAPITULAMOS!